Menu
A+ A A-

La Libertad de Expresión en tiempos electorales

Cada vez que en la Argentina se aproximan los procesos electorales, el clima que rodea al periodismo se enrarece. Se acrecientan los ataques, agravios y descalificaciones contra los periodistas o medios de comunicación. Y eso ocurre tanto a nivel nacional, como provincial y municipal. Las agresiones parten de políticos en campaña o militantes de distintos partidos políticos. Muchas veces los medios y los periodistas también son responsables de difundir descalificaciones de terceros e, incluso, de generarlas en contra de determinados candidatos o partidos. Estas situaciones suelen derivar en episodios de violencia y de afectación de la Libertad de Expresión.

Por todo ello, desde el Foro de Periodismo Argentino (FOPEA), queremos hacer un llamamiento a los políticos y militantes de los distintos partidos para que contribuyan a crear un clima de tolerancia que facilite el trabajo de la prensa, cediendo en las agresiones y descalificaciones y respetando la Libertad de Expresión en un momento fundamental para la vida en democracia, como son las elecciones. FOPEA también le pide a los medios y a los periodistas que actúen con responsabilidad en la cobertura de los procesos electorales, privilegiando la información que se le brinda al público antes que posicionamientos editoriales encubiertos.

En tiempos electorales FOPEA suele recibir en su Monitoreo de Libertad de Expresión muchas denuncias de maltratos a periodistas y medios por parte de políticos en campaña. Pero en la mayoría de los casos se tratan de agresiones verbales o descalificaciones que generan molestias en los trabajadores de prensa pero que, afortunadamente, no pasan a mayores. Sin embargo, eso muestra una actitud de intolerancia que no ayuda a la convivencia en democracia. Lo mismo ocurre con determinados periodistas a los que se le impide el acceso (a actos o a conferencias de prensa) o se les restringe la posibilidad de hacer su trabajo. Mucho más grave es cuando esos ataques se convierten en agresiones físicas o atentados concretos, ya sea por parte de los propios candidatos o de sus seguidores. Frente a todo esto, el Monitoreo de FOPEA está alerta.

¿Qué es el Monitoreo?
El Monitoreo de Libertad de Expresión del Foro de Periodismo Argentino (FOPEA) es un instrumento único en el país de detección y denuncia de las agresiones que afectan a este derecho básico y que se constituyó como un gran paraguas protector para periodistas amenazados, agredidos y/o perseguidos en todo el país.

Para ese objetivo cuenta con una red de monitores en casi todas las provincias argentinas -periodistas que son socios de FOPEA- que, en forma totalmente voluntaria, ad honorem y con un enorme compromiso, nutre de la información necesaria para detectar e investigar cada caso donde haya una afectación de la Libertad de Expresión, de acuerdo a los parámetros internacionales que rigen al Monitoreo y que establece un patrón de casos en los que interviene como tal.

Así el Monitoreo de FOPEA se ha convertido en un faro donde se referencian los informes de la Relatoría Especial de Libertad de Expresión de la Organización de Estados Americanos (OEA) y de organizaciones internacionales como IFEX, de la que FOPEA es integrante y que llevaron a nuestra asociación y al Monitoreo a ser reconocida por el Congreso Nacional con una distinción especial en esta materia.

¿Cómo actúa el Monitoreo?
Una vez recibida la denuncia de un supuesto caso de ataque a la Libertad de Expresión, y después de una primera evaluación del mismo, FOPEA inicia una investigación de campo para confirmar o descartar la información recibida. En casos complejos, los monitores en cada lugar hacen el chequeo de los datos, contactando a los involucrados en el hecho (víctima, supuesto victimario, autoridades políticas, judiciales, policiales, etc). Y van informando a la coordinación del Monitoreo (tres miembros de la Comisión Directiva de FOPEA y un Director de Libertad de Expresión) de los avances en el caso.

El Monitoreo de Libertad de Expresión de FOPEA evalúa cada caso que le llega y concreta su acción de acuerdo a la evaluación de la gravedad del caso y a lo que dictan los protocolos a los que adscribe. También lo que se hace es medir cuál es la mejor herramienta antes de la acción específica, de acuerdo a las características del caso.
O sea, de la combinación entre gravedad+protocolos+efectividad es que surge la acción específica.

Muchas veces, en forma pública, se ha exigido a FOPEA que emita un comunicados ante hechos determinados. Pero es importante señalar que no necesariamente un comunicado es la única herramienta ni tampoco la más efectiva para determinados casos. Y está demostrado que la saturación de comunicados públicos hacen que los mismos pierdan efectividad, por se los preserva para determinados hechos que reúnen esas características que mencionamos (gravedad+protocolos+efectividad)
Así, cuando hay una agresión física o un atentado que produce un daño concreto en la integridad física de una persona o un medio, es cuando en general se prioriza el comunicado.
En cambio, cuando hay una amenaza de difícil consumación en los hechos concretos, se opta por el alerta en las redes sociales, acción que en definitiva tiene el mismo efecto que un comunicado.

En muchas ocasiones, la mejor acción es la gestión de conversaciones con los agresores (para que desistan de su postura de hostilidad) o con las autoridades que deben garantizar la seguridad del periodista y/o el medio. Hay casos en los que FOPEA ha actuado como una especie de mediador y con eso ha logrado que cambie el clima de relacionamiento entre los periodistas y sus anteriores agresores, que finalmente desisten y entienden que la persecución de los medios y/o los periodistas no es el camino a seguir.

Y así las opciones y la efectividad de las acciones del Monitoreo de FOPEA son fundamentales para cambiar el escenario hostil donde se desarrolla nuestra actividad periodística, objetivo central que sostenemos con este instrumento clave para la Libertad de Expresión en la Argentina.

En definitiva lo que queremos subrayar, una vez más, es que los comunicados no son la única ni tampoco necesariamente la forma más efectiva de posicionamiento de FOPEA. Y todas estas variables son las que se tienen en cuenta antes de elegir el camino a seguir ante cada situación o presunto ataque a la Libertad de Expresión.

Leer más ...

FOPEA rechaza la agresión del diputado Francisco De Narváez contra el editor de un sitio web

El Foro de Periodismo Argentino rechaza la violenta agresión del diputado y precandidato a gobernador bonaerense por el Frente Renovador, Francisco De Narváez, contra el director del sitio web Agencia Nova, Mario Casalongue. 


La agresión física no puede ser nunca la forma de dirimir conflictos y mucho menos la manera en que un dirigente público, que tiene responsabilidades especiales frente a la ciudadanía, resuelve sus problemas, en este caso, con un editor de un sitio web. 
El monitoreo de FOPEA se puso en contacto con las partes involucradas, pero solamente Francisco De Narváez respondió a nuestra requisitoria.

Según denunció la propia Agencia Nova y varios medios de comunicación, el hecho ocurrió cuando el diputado se hizo presente en las oficinas de Casalongue con un supuesto custodio y, sin mediar palabra, agredió al director del sitio web. Según esas publicaciones, De Narváez -molesto por una publicación injuriosa- habría seguido pegándole al editor web quien estaba en el piso.

Sin que esto signifique ninguna justificación a la actitud de De Narváez, FOPEA también hace un contundente llamado de atención a los responsables de la Agencia Nova por sus repetidas prácticas que  vulneran los principios básicos del ejercicio periodístico, como fue en este caso la publicación de un supuesto "artículo" de tono difamatorio e injurioso que citaba presuntas conductas que tendrían que ver con la vida privada del legislador y que no son asuntos que deban interesar la opinión pública.

En FOPEA estamos convencidos de que esas prácticas son periodismo basura, un agravio a la ética y a la responsabilidad social de los medios de comunicación. Y que, en muchos casos, constituyen situaciones extorsivas contra distintas personas, o que esconden oscuras motivaciones que nada tienen que ver con el periodismo, utilizando incluso lenguajes discriminatorios y difamantes. Desde FOPEA, así como consideramos que De Narváez debe pedir disculpas a Casalongue por su agresión, éste último debe hacer lo propio con el diputado y otras personas agraviadas en su "artículo".

Igualmente, volvemos a señalar que eso no justifica la actitud de De Narváez que debió recurrir a una denuncia judicial antes de utilizar la violencia. Y le exige al diputado, como al resto de los actores políticos con responsabilidades ante la ciudadanía, que tomen con el mayor compromiso posible su rol, que debe ser ejemplificador hacia el resto de la sociedad.
​Por otro lado, urgimos al resto de los medios a que no difundan la nota difamatoria que publicó Nova, pues están contribuyendo a la extensión de la ofensa. 

Leer más ...

“LA OTRA TRAMA” PRESENTÓ SU TRABAJO EN TORNO AL PROBLEMA DEL CRIMEN ORGANIZADO EN ARGENTINA

El grupo de organizaciones de la sociedad civil de 'La Otra Trama' presentó su trabajo, en el marco de un diálogo sobre la problemática del Crimen Organizado en la Argentina.  

Al comenzar el evento Andrés D´Alessandro, director ejecutivo de FOPEA, dio la bienvenida a los invitados y presentó brevemente el trabajo de 'La Otra Trama' en estos primeros meses, así como algunas de las actividades realizadas por las organizaciones miembros.

Finalizada esta breve introducción, dio paso a la presentación de los panelistas, que hicieron cada uno una breve ponencia de unos 15 minutos.  En primer lugar, Olga Cruz Ortiz contó sobre su experiencia como inmigrante boliviana y víctima de la explotación laboral en talleres clandestinos. Su testimonio fue sumamente conmovedor, ya que relató con detalles los abusos a los cuales eran sometidos diariamente ellos y sus compañeros, así como las acciones que decidió llevar a cabo para revertir esta situación para ella y sus pares, formando una cooperativa de trabajo con empleo digno.

Tras el testimonio de Olga, la periodista mexicana Cecilia González, autora del libro Narcosur y especialista en investigaciones de narcotráfico, expuso sobre su experiencia investigando y difundiendo la problemática del narcotráfico en la Argentina, y describió algunas dificultades a las que suelen enfrentarse los periodistas a la hora de abordar este tema.

También el moderador del panel recordó la situación del periodista rosarino Germán de Los Santos, quien en los últimos días sufrió fuertes amenazas por sus investigaciones sobre los vínculos del narcotráfico en la ciudad.

Para cerrar el panel, tomó la palabra Martín De Simone, politólogo de la Univ. De San Andrés y especialista en temas de seguridad, que hizo un breve resumen del documento de investigación elaborado en el marco de La Otra Trama, describiendo sus principales secciones y hallazgos. El documento completo puede ser descargado aquí.

El público participó con algunas preguntas que generaron un breve intercambio, y para cerrar el evento Inés Sanguinetti, Directora General de Crear Vale la Pena, hizo una breve explicación sobre el abordaje desde el arte a la temática del crimen organizado, y relató la experiencia de la obra de teatro foro implementada en el marco de La Otra Trama.

Finalizada la presentación, los más de 50 asistentes y panelistas participaron de un espacio de diálogo e intercambio de opiniones, antes de cerrar el evento.

Los miembros de 'La Otra Trama' enfatizaron el carácter abierto del espacio, y la disposición para incorporar otras voces al trabajo multisectorial del colectivo.

 

**La Otra Trama es un espacio colectivo de organizaciones de la sociedad civil que, a través de un enfoque multidisciplinario, busca articular acciones en torno al problema del crimen organizado en la sociedad argentina. La Otra Trama se propone hacer visible la dinámica del crimen organizado en el país, por medio de la investigación, difusión, sensibilización, el fortalecimiento de capacidades y la incidencia pública. Actualmente, integran La Otra Trama: Fundación AvinaAsociación Civil por la Igualdad y la JusticiaForo de Periodismo ArgentinoFundación Cambio DemocráticoFundación La AlamedaContadores Forenses y Fundación Crear Vale la Pena.

Leer más ...

FOPEA ALERTA SOBRE HOSTIGAMIENTOS A PERIODISTA

A través de un comunicado, el Foro de Periodismo Argentino (Fopea) expresa su preocupación por el sostenido hostigamiento al periodista Sergio Carreras, del diario La Voz del Interior, por su cobertura del caso de Ricardo Ocampo, conocido como “Maestro Amor”, quien está siendo sometido a un juicio por presunto abuso sexual en la ciudad de San Fernando del Valle de Catamarca.

Fopea reclama a las autoridades extremar la protección al periodista, especialmente durante la última instancia del juicio.

Sergio Carreras denunció en la Unidad Judicial Nº 1 de Catamarca, que el martes pasado, al salir de una entrevista en una radio local, fue espiado y seguido por un hombre que tenía su foto en un teléfono celular. Según relató a La Voz del Interior (http://www.lavoz.com.ar/ciudadanos/acoso-periodista), el desconocido “lo miró fijamente y luego chequeó en su teléfono la foto del periodista. Carreras se volvió, vio su foto en el celular del hombre y escuchó que después este decía a otra persona: ‘Sí, ya salió de la radio, acá lo estoy viendo, lo estoy siguiendo’. Como el periodista le preguntó si lo estaba siguiendo, el hombre respondió ‘No, ¿por qué? Usted es una persona pública’”. Carreras agregó que había visto a ese hombre a la mañana entre los seguidores de Ocampo que concurrieron a apoyarlo en el juicio. 

Por otra parte, durante la cobertura del juicio los días martes y miércoles pasados, Carreras fue fotografiado de manera agresiva por dos fotógrafos de Ricardo Ocampo. Al preguntarle a uno de ellos quién era respondió ser empleado de una agencia nacional de noticias y al preguntarle el nombre fotografió a Carreras colocando su objetivo a centímetros de la cara. 

En tanto el miércoles, mientras Carreras respondía consultas a periodistas de medios catamarqueños, se sumaron a la entrevista un periodista, un camarógrafo y un fotógrafo de Ocampo y le hicieron preguntas con las que trataban de mostrar que mintió en las notas sobre el caso que viene publicando desde 2005.  

Asimismo, durante las diferentes sesiones del juicio a Ocampo, Carreras fue insultado por simpatizantes del “gurú”. El miércoles, la policía que estaba en el tribunal lo hizo permanecer en un pasillo lateral para resguardar su seguridad y cuando terminó la audiencia, debió salir escoltado por las fuerzas de seguridad para no ser agredido por los seguidores de Ocampo. 

Según relató Carreras a FOPEA, Ocampo cuenta con periodistas, fotógrafos y camarógrafos propios. Durante el juicio en Catamarca, esas personas se presentaban como empleados de medios periodísticos y accedían a hablar con los protagonistas del caso, pasaban a ámbitos tribunalicios y se encargaban, entre otras tareas, de fotografiar y filmar a los periodistas. Ocampo manejaría, además, una radio en la localidad de Miraflores, donde tiene su residencia particular.

Leer más ...

“Somos periodistas, queremos informar”

Somos periodistas, queremos informar... Sin presiones de los poderes públicos, de cualquier sector.

Somos periodistas, queremos informar... Sin presiones de los poderes económicos. 

Somos periodistas, queremos informar.... Sin condicionamientos de los propietarios de los medios. 

Somos periodistas, queremos informar... Sin que los intereses extra-periodísticos de los dueños de los medios afecten nuestra tarea. 

Somos periodistas, queremos informar... Sin amenazas, persecuciones y ataques de todo tipo. 

Somos periodistas, queremos informar.... Sin señalamientos ni descalificaciones por el lugar donde trabajamos. 

Somos periodistas, queremos informar.... Sin ser agredidos cuando nos toca cubrir hechos políticos, policiales, sociales, deportivos o de cualquier índole. 

Somos periodistas, queremos informar... Sin persecuciones judiciales por el ejercicio de nuestro trabajo. 

Somos periodistas, queremos informar.... Sin que la amenaza de una Ley Antiterrorista se ciña sobre nuestra tarea. 

Somos periodistas, queremos informar.... Sin las actitudes discriminatorias en el manejo de las pautas publicitarias oficiales. 

Somos periodistas, queremos informar.... Sin que la autocensura sea una práctica cotidiana, como ocurre hoy en día. 

Somos periodistas, queremos informar.... Con el derecho cumplido de que haya leyes de acceso a la información en todo el país. Y con la posibilidad de participar en conferencias de prensa en todos los poderes, sin condicionamientos de ningún tipo. 

Somos periodistas, queremos informar.... Con un salario digno y sin que la precarización laboral condicione nuestra dignidad y la calidad de la información que se brinda a los ciudadanos. 

Somos periodistas, queremos informar.... En un marco donde las modalidades de trabajo irregular se corrijan y que se reconozca dignamente el trabajo de los periodistas free-lance. 

Somos periodistas, queremos informar.... En el marco de medios de comunicación que respeten parámetros éticos en la profesión. 

Somos periodistas, queremos informar... En un marco donde los medios de prensa apuesten a la capacitación permanente de sus trabajadores y no se le asignen tareas ajenas a su disciplina. 

Somos periodistas, queremos informar.... En el marco de una prensa donde la responsabilidad social oriente la búsqueda y la difusión de la información y con diversidad de ideas y de voces. 

Somos periodistas, queremos informar... Y que la libertad de prensa se coloque por encima de la libertad de empresa. 

Somos periodistas, queremos informar... Y que los medios públicos sean públicos y no gubernamentales. 

Somos periodistas, queremos informar.... Y que se respete nuestra libertad de conciencia. 

En este 7 de junio, Día del Periodista, Desde FOPEA queremos hacer una especial referencia a lo que ocurre en las provincias, porque estas situaciones sobre las cuales advertimos en este documento, se agravan en el Interior del país. Allí, en los lugares donde el periodista ejerce su profesión desde medios de escala más pequeña y el trabajador de prensa puede cruzarse todo el tiempo con los protagonistas a los que investiga, denuncia o analiza periodísticamente. 

La cercanía del periodista con el poder en las provincias y en los pequeños pueblos es mucho mayor, y su exposición también. Eso vuelve más profunda la soledad ante ese poder, cada vez que este decida actuar contra nuestra libertad. 

No en vano, año tras año, el informe del monitoreo de Libertad de Expresión arroja como resultado cada vez más consolidado que el mayor número de ataques se registra en el interior del país. 

Es en esos momentos cuando la presencia de nuestro foro, respaldada en el protocolo de actuación y a través de su red de corresponsales, la comisión del monitoreo, su coordinadora y la comisión directiva en pleno, adquiere una dimensión de acompañamiento muy valorada por quienes están siendo objeto de persecuciones, acosos, discriminación o agresiones. 

Allí donde la estrechez del mercado, por un lado, reduce las chances de capacitación y por otro, empuja a muchos colegas a convertirse en empresarios de su propio medio para poder autosostenerse y asegurarse que su trabajo tenga repercusión. O a combinar el trabajo en medios privados, con la labor en medios públicos, de jurisdicción municipal, provincial y nacional. 

Por todo eso es que desde el Foro de Periodismo Argentino (FOPEA) que exigimos lo expuesto, por el servicio que la prensa debe brindar a los ciudadanos en una democracia. Y porque somos periodistas y queremos informar.

Leer más ...

FOPEA REPUDIA LA APLICACIÓN DE LA LEY ANTITERRORISTA

El Foro de Periodismo Argentino reitera su rechazo a la aplicación de la Ley Antiterrorista como limitante de los derechos de libertad de expresión y condicionante del ejercicio del periodismo.

Este pronunciamiento se motiva en el marco de la imputación realizada contra el editor de la página web Última Hora, Juan Pablo Suárez, en la Justicia Federal de Santiago del Estero. La acusación elevada al Juez Federal por el fiscal federal Pedro Simón, es por “Incitación a la violencia colectiva (art. 212, C.P.), agravado por la Finalidad de Aterrorizar a la Población (art. 41 quinquies C.P.)”, aspecto contemplado en la norma que repudiamos. La Ley no debe ser usada en contra de derechos humanos fundamentales, como el de expresarse a través de los medios de comunicación, ni para silenciar voces y opiniones.

Además, más allá de no compartir la llamada Ley 26.734 Antiterrorismo (B.O. 28.12.2011), en su esencia, no puede dejarse de señalar que, en dicho art. 41 quinquies se dice también, en su última parte que, “Las agravantes previstas en este artículo no se aplicarán cuando el o los hechos de que se traten tuvieran lugar en ocasión del ejercicio de derechos humanos y/o sociales o de cualquier otro derecho constitucional”. Y el ejercicio de la libertad de expresión es un derecho humano garantizado constitucionalmente de manera preferente, lo cual no puede dejar de ser contemplado por los fiscales como por los jueces.

Consideramos que esta causa judicial es un caso testigo de la aplicación de la legislación penal a una tarea periodística y por eso su peligrosidad. La posición contraria a la Ley Antiterrorista en este aspecto viene siendo sostenida por FOPEA desde diciembre de 2011 y consideramos nuevamente que debe ser derogada en aquellos aspectos a los que hacemos referencia.

En los últimos tiempos, se ha registrado un incremento de acciones judiciales en todo el país, que terminan afectando a la profesión periodística e incrementando los silencios y ausencias informativas. El uso indebido de las normas se transforma así en una mordaza a la profesión, inaceptable a más de 30 años del regreso de la democracia.

Leer más ...
Suscribirse a este canal RSS