Menu
A+ A A-


El thriller que será furor este verano!

PREMONICION

  • Publicado en Interés General
  • Visto 1410 veces

Fuertes indicios presagian que este verano llegará con constantes y prolongados cortes de energía eléctrica. Desde el gremio de ‘Luz y Fuerza’ regional denuncian que el servicio funciona con “un personal totalmente diezmado”, y que la empresa EDESUR “dispone solo de 8 cuadrillas integradas por 2 o 3 personas para responder la necesidad de 750 mil clientes repartidos en 5 distritos del conurbano bonaerense”. Por su parte, desde ‘Consumidores Libres’ advierten que los tendidos eléctricos “son de la época de SEGBA”, y acusan que “hubo una connivencia por parte de los funcionarios públicos de turno con las firmas concesionarias”. En tanto, la Justicia volvió a suspender el “tarifazo” en gran parte del conurbano bonaerense.

 


La “guerra por la luz” suma un nuevo capítulo en la Argentina. Un nuevo fallo judicial puso freno al “tarifazo” a la energía eléctrica en las áreas concesionadas por EDENOR y EDESUR. Luego de que la Corte Suprema de Justicia se negara a tratarlo y lo devolviera a instancias inferiores, el Juzgado Federal en lo Civil Nº 1 de San Martín, a cargo del magistrado Oscar Papavero, resolvió declarar la “inaplicabilidad del cuadro tarifario fijado por Resoluciones 6/2016 y 7/2016 Ministerio Energía y Minería de la Nación, y Resolución N°1/2016 ENRE, a los usuarios categoría T1 (o Pequeña Demanda)”. La medida exige además que se realicen audiencias públicas. (ver recuadro).
Mientras tanto, los cortes de suministro eléctrico en la región son permanentes y vaticinan un inminente conflicto para este verano. De hecho, desde el Gobierno no descartan cortes y aseguran que va a “depender de las temperaturas”, aunque señalan que trabajan “en un programa de mantenimiento para llegar a diciembre de la mejor manera posible”.
Paralelamente, el presidente de EDESUR, Maurizio Bezzeccheri, negó que los incrementos en las tarifas de la electricidad dispuestos por el Gobierno sean excesivos y advirtió que si no son ratificados por la Justicia “en un mes o dos”, la empresa irá “a la quiebra”.
Desde el Sindicato de Luz y Fuerza regional consideran que “los intendentes, el poder político, las autoridades nacionales, y los organizamos que tienen competencia sobre el esquema energético, deberían exigirles aún más a las empresas distribuidoras que están haciendo lo que quieren, y tienen desatendidos a los clientes”. Denunciaron que la empresa “no invierte, hay falta de materiales, y las plantas de personal están totalmente diezmadas, lo que hace imposible dar solución a los miles de reclamos de los usuarios”.
En esta sintonía también se expresó el referente de “Consumidores Libres”, el Dr Héctor Polino, quien acusó a los sucesivos gobiernos de “connivencia con los empresarios y de no realizar los controles ni exigir que realicen las inversiones correspondientes”. Reveló además que “en los Entes reguladores hay funcionarios que fueron directivos de las empresas, como sucede en el caso de EDENOR y EDESUR “.
Mientras tanto, miles de viviendas -muchas de ellas electrodependientes- y pequeñas pymes de la región no tiene certeza de qué tarifas van a apagar, y mucho menos cuándo se verá normalizado realmente el servicio eléctrico.

 

UN VERANO CALIENTE...

La llegada de los primeros calores del verano pondrán a prueba, sin lugar a dudas, el malherido sistema eléctrico. Y al parecer nadie se atreve a contradecirlo, ni siquiera funcionarios del Gobierno nacional que en palabras del Ministro de Energía y Minería de la Nación, Ing. Juan J. Aranguren, no descarta “posibles cortes de luz en el verano”, y advierte que “todo va a depender de la temperatura. Estamos en un programa de mantenimiento para llegar a diciembre de la mejor manera posible”, aseguro ante la prensa.

 

“PLANTAS DE PERSONAL DIEZMADAS”

En diálogo con Artículo 14 Héctor Daniel Derosa, secretario del Sindicato Luz y Fuerza, (Subsecretaría Quilmes), explicó que gran parte del problema se debe a que “los planteles están diezmados, no tienen gente, esa es la realidad, hay muy poco personal, y no alcanza para poder atender los reclamos del servicio”.
“Desde la regional Quilmes se atienden también a Florencio Varela, Berazategui, Avellaneda y Lanús, lo que representa unos 750 mil clientes. Para la zona, a veces hay mucho menos de 8 cuadrillas, y en caso de mantenimiento cada cuadrilla está conformada por 3 integrantes, y en caso de atención de reclamo por 2 integrantes”, aseveró. Esto se vio alterado además porque “en los últimos meses hubo bajas de contratos con las empresas contratistas que trabajan para EDESUR, y una parte de ese personal fue efectivizado, y otra parte no, disminuyendo la cantidad de personal en servicio”, especificó el dirigente sindical.
Más adelante, develó que “en Lanús, que tiene entre 180 y 185 mil clientes, los medidores los leen solo 7 lectores. Es decir, son 25 mil viviendas por lector, para una boleta que es mensual, se torna imposible realizar, por lo cual hay muchos estimativos, muchos clientes que se les calcula y no se lo hace bien, y después viene la famosa acumulación de lo que no se leyó bien, y la gente no lo puede pagar”.
Según el titular regional del gremio de Luz y Fuerza, esta situación también “se repite” en los demás distritos de la región. Por ejemplo, “en Berazategui hay aproximadamente 102 mil clientes, y los leen entre 9 y 10 lectores, siempre hablando en condiciones normales, que no haya vacaciones, ausentes por enfermedad, etc. Florencio Varela tiene entre 115 y 120 mil clientes, y cuenta con 10 lectores, y Varela es un distrito grande con extensión rural. En Quilmes sucede lo mismo, tiene 180 mil clientes y posee 9 lectores. Prestemos atención que hablamos de la caja, si la empresa no lee bien, no puede recaudar”, advirtió el sindicalista.
Los datos aportados por Derosa, son por demás reveladores y sumamente alarmantes, lo que motivó a dialogar con el Vocero de la empresa EDESUR quien negó los dichos del dirigente de Luz y Fuerza, y con cierto desdén hacia el gremialista, aseguró que “acá no hay ni falta de inversión, ni falta de materiales. Puede que en algún momento falte algún material, en un cierto período, pero es porque no llegó la partida nueva que se mandó a comprar, pero para ciertos casos hay que ver puntualmente el motivo”.
Durante la breve entrevista, el vecero de la compañía no pudo aportar datos concretos de la conformación de la planta de personal de la empresa que permitan revertir los dichos del dirigente sindical, por el cual solicitó que nuestro medio le diera un “tiempo prudencial” para recolectar la información necesaria, la que al día de hoy no llegó a nuestro medio.

 

“FALTA DE INSUMOS Y DESINVERSIÓN”

Las denuncias de falta insumos y de inversión que se vienen conociendo hace años, fueron ratificadas también por el titular del gremio. En este sentido, Derosa describió que las condiciones del tendido eléctrico “está muy mal. En principio, a la falta de planteles que tiene EDESUR, se suma la falta de inversiones en los últimos años. La empresa tiene también algunos inconvenientes vinculados con la compra de materiales. Hay momentos que no tenemos transformadores, o las herramientas, o es mala la calidad de lo que se compra. Se nos queman aproximadamente 3,5 a 3,8 cables de media tensión por día, y se queman porque son obsoletos, porque la red está sobrecargada, porque durante muchos años no hubo inversión, porque en estos últimos años el motor de la economía fue el consumo interno y la gente comenzó a adquirir más electrodomésticos y eso no fue acompañado por una inversión en la red de distribución”.
“En realidad -aclaró Derosa- es que cuando hablamos de los planteles totalmente diezmados, hablamos de todas a las áreas. Por estos días, Berazategui no tiene un solo guarda reclamos. Significa que la gente que hace atención de urgencias y reclamos son dos personas en un vehículo. Nosotros tenemos un solo equipo a la mañana que hace reclamos y otro a la tarde, a lo sumo dos, pero es imposible, no se puede atender así. Y en el área de medidores también, los planteles que tenemos son mínimos”, recalcó.
“En los primeros años de la concesión, la empresa tenía tarifas dolarizadas y no realizó las inversiones. Luego, en la etapa siguiente, mucho menos porque decían que la tarifa no estaba acorde. Durante muchos años no se invirtió, se fue haciendo parches en forma permanente, soluciones muy provisorias, y llegó a este punto de inflexión. Suponiendo que EDESUR recupere el valor de las tarifas tal como quiere, de todos modos va a llevar algunos años revertir esta situación de desinversión que no se termina de arreglar de un día para el otro”, indicó.
En esta línea también adhirió el fundador y representante legal de ‘Consumidores Libres’, Dr. Héctor Polino, quien aseveró que “todo esto se debe a la falta de inversiones de las empresas a lo largo de todos estos años. Las cocesionarias del servicio no invirtieron en modernizar las redes, de modo que las que hoy existen son de la época de SEGBA. En consecuencia se producen cortes permanentes por desperfecto en las redes, se arregla en un lugar y al poco tiempo salta el problema en otro lugar. De modo que es un inconveniente de la infraestructura de la red eléctrica en general, tanto en el área de EDESUR como de EDENOR. Además hubo un aumento en el consumo y no está prevista la infraestructura para afrontar esos incrementos que se producen fundamentalmente en épocas de verano con altas temperaturas, y en invierno con bajas temperaturas, que también intensifican el consumo de la energía eléctrica”.
“Las empresas aducen que esto se debe por el congelamiento de las tarifas, pero yo me pregunto a dónde fueron a parar los subsidios que pagó el Estado. Las empresas tuvieron ingresos por dos vías, por tarifas que pagaron los usuarios, y por subsidios que abonó el Estado. Dónde fueron a parar los cuantiosos fondos públicos en concepto de subsidio”, se preguntó el ex diputado y actual representante de los Consumidores.

 

“FALTA DE CONTROLES”

La falta de controles por parte del Estado Nacional, a través del Ente Regulador de Servicios Públicos (ENRE), también fue motivo de cuestionamientos.
Para Héctor Polino, “acá lo que falló son los controles, y hubo connivencia por parte de los funcionarios públicos de turno con las empresas, porque no controlaron las inversiones y el destino de los subsidios que otorgó el Estado”, exteriorizó Polino al periodista de Artículo 14.
“El problema de la Argentina es que no existen organizaciones de control fuertes e independientes, tanto de las empresas como de los gobiernos de turno. Los organismos de control deben estar formados por personas idóneas, elegidas por concurso de antecedentes y oposición. Y en Argentina siempre estuvieron integrados por funcionarios elegidos a dedo por el Poder Ejecutivo de turno. Es más, en los Entes reguladores hay funcionarios que fueron directivos de las empresas, como sucede en el caso de EDENOR y EDESUR”, disparó Polino sugiriendo con dar nombres.
La denuncia de “falta de controles” también fue subscrita por Derosa, quien subrayó que “en estos últimos meses no hemos tenido ninguna acción concreta del ENRE contra la distribuidora. Antes conocíamos algunas multas o acciones concretas en el terreno. Uno no entiende por qué las autoridades de aplicación, Secretaría de Energía, o el Ente Regulador, no terminad de hacer que EDESUR cumpla con su pliego licitatorio o su condición de operador de servicio eléctrico, que es un servicio básico”.
Es por ello que el dirigente sindical consideró que “los intendentes, el poder político, las autoridades nacionales, y los organismos que tienen competencia sobre el esquema energético, deberían exigirles aún más a las empresas distribuidoras que están haciendo lo que quieren y tienen desatendidos a los clientes”.

 

PRONOSTICOS:

Los pronósticos de Polino no son para nada alentadores para los golpeados usuarios. “Creo que vamos a seguir de mal en peor. No hay controles por parte del Gobierno a las empresas sobre las inversiones, y no hay voluntad política de obligarlas a realizar las inversiones necesarias, y acá se parte de un error, de aumentar, de que los usuarios sean los que tengan que financiar las inversiones. Primero se establecen los aumentos de tarifas y luego con esos aumentos se pretende que las empresas realicen las inversiones, cuando tendría que ser exactamente al revés. Primero las empresas con recursos propios deben hacer las inversiones, y luego amortizarlas con los aumentos de tarifa, pero estos aumentos tienen que ser a posteriori, no antes, sino después”.
Por ahora, la profecía de un colapso eléctrico va irremediablemente camino a cumplirse este verano.

 

FRENO AL TARIFAZO DE LUZ

El juez federal Oscar Papavero ordenó que hasta que no se cumpla con la audiencia pública, los usuarios residenciales de Edenor y Edesur pueden abonar bajo la tarifa anterior.
El titular del Juzgado Federal N° 1 de San Martín, Oscar Papavero, declaró inaplicable el aumento de la tarifa eléctrica para distribuidoras del conurbano bonaerense. De esa manera, hizo lugar a una acción de amparo de una ONG, declarando inaplicables las Resoluciones N° 6/16 y 7/16 del Ministerio de Energía y N° 1/16 del ENRE.
Según se indicó, hasta que no se cumpla con la audiencia pública, los usuarios residenciales de Edenor y Edesur pueden abonar bajo la tarifa anterior.
El magistrado le ordenó al ENRE que instruya a las empresas distribuidoras Edenor S.A. y Edesur S.A. para que hasta tanto se encuentre fijado un nuevo cuadro tarifario para el servicio de suministro eléctrico en el área donde funcionan, los usuarios podrán abonar con efecto cancelatorio los montos adeudados y aquellos que se devenguen en el futuro de acuerdo con el régimen tarifario anterior. Asimismo, se deberá considerar como pago a cuenta aquellos ya realizados con el cuadro tarifario cuestionado. También, las empresas deberán adoptar un mecanismo ágil para canalizar las solicitudes de los interesados.
“La audiencia pública es sin duda el ámbito propicio tanto para definir -en el contexto de la actual emergencia- la distribución equitativa de los costos y beneficios del servicio público de electricidad, como para delinear -mirando al futuro- el perfil de un sistema de suministro que resulte sustentable desde el aspecto técnico, inclusivo en su arista social y rentable para los operadores del sector”, argumentó el juez federal.

 

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

volver arriba