Menu
A+ A A-

Garage privado


Fue en la Unidad Sanitaria Municipal Nº 25 del Barrio Kennedy Sur

EN EL DÍA INTERNACIONAL DE LA MUJER, OTRA COMPAÑERA BRUTALMENTE AGREDIDA

  • Publicado en Gremiales
  • Visto 260 veces

La Comisión Directiva de Unión de Obrero y Empleados Municipales de Berazategui (UOEMB), a través de su secretario General, Daniel Báez, hizo llegar "su más enérgico repudio a la brutal agresión que sufrió la compañera Stella Maris Caballero quien fuera atacada en su lugar de trabajo por dos mujeres que asistieron al lugar".

El hecho sucedió el pasado miércoles 8 de marzo cuando nuestra compañera se encontraba en su horario de trabajo y cumpliendo con sus labores habituales en la Unidad Sanitaria Municipal Nº 25 del Barrio Kennedy Sur, y "dos mujeres fuera de sí y desencajadas", le propinaron a la trabajadora golpes de puño y patadas en su cabeza y cuerpo, provocando importantes lesiones por lo que debió ser internada por varios días en un sanatorio privado zonal. 

"Desde el primer momento ésta Comisión Directiva se puso a disposición de la compañera y puso toda la estructura legal y técnica del Sindicato con el afán de respaldar a nuestra afiliada en este adverso momento. Sin embargo, estos sucesos se convierten en moneda corriente en los distintos puestos de trabajo y los compañeros son víctimas de robos o ataques sin que las autoridades municipales de turno ejerzan su función de control y protección", señaló indignado Báez.

"Desde nuestro gremio venimos advirtiendo y denunciando esta situación que padecen nuestros compañeros, como también realizando sucesivas gestiones para que el Departamento Ejecutivo Municipal, y en especial la Secretaría de Salud, ponga personal de seguridad que permita a los trabajadores desarrollar las tareas normalmente y concentren su atención en brindar un mejor servicios a los ciudadanos", remarcó el líder del gremio municipal.

Por último, Báez señaló que a "los reclamos que venimos efectuando reiteradamente, por la agresión a un compañero que sufrió la amputación de dos dedos de su mano en el Centro de Salud Nº 26 de San José San Mauro, ó el violento ingreso de personas con armas de fuego a la Unidad Sanitaria Nº 5 del Barrio Jacaranda, la intendencia local solo atinó a extender levemente la custodia policial, o a cerrar sus puertas en forma definitiva durante los horarios nocturnos, evadiendo así una solución real e integral para todos los trabajadores, y cercenando la posibilidad de que los vecinos asistan a las distintas salas de primeros auxilios para ejercer su derecho a la salud pública. Creemos que esta no es la solución y pedimos a nuestro empleador, que es el Gobierno comunal, que proporcione una solución definitiva este grave problema".

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

volver arriba